Buscar
  • Survival Specialist

PSICOLOGIA DE LA SUPERVIVENCIA. SHABONO VENEZUELA

EL INSTRUCTOR JOSE LUIS REYES, DE SHABONO DE SUPERVIVENCIA VENEZUELA NOS ACERCA ESTE IMPORTANTE ARTICULO SOBRE LA PSICOLOGIA, SU IMPORTANCIA COMO FACTOR DETERMINANTE..


APORTES A LA PSICOLOGÍA DE LA SUPERVIVENCIA

SOCIÓLOGO JOSE LUIS REYES

CARACAS 22 DE JUNIO DE 2019

PALABRAS CLAVE: supervivencia, psicología del grupo, liderazgo asertivo en situaciones de riesgo,.

Resumen:

Cuando hablamos de Supervivencia, sobrevivencia y preparacionismo despertamos el interés de un gran número de personas, que por diversas razones encuentran en esta actividad una manera atractiva de enfocar su energía y dedicar parte de su tiempo libre a recrear inducidamente situaciones de alta complejidad. Afortunadamente, muy pocos de nosotros estaremos expuestos a una situación real de supervivencia como la que vemos en películas o programas televisivos, sin embargo, una parte de nuestra esencia humana se conecta empáticamente con personas o grupos que se esfuerzan por mantenerse con vida, por sobrevivir a toda costa.

Este artículo va dirigido a toda persona que por razones voluntarias se ve en la situación de servir de instructor para la enseñanza de técnicas de supervivencia o eventualmente servir como líder en una situación real que involucre su supervivencia y la de otros. Más allá de constituirse como un paso a paso riguroso con el fin normar el comportamiento deseado de un Líder o Instructor, debe entenderse como un punto de partida en la formación permanente en materia de Supervivencia.

La información aquí plasmada es el producto de 20 años de trabajo y estudio del comportamiento humano ante situaciones adversas, pretende ser expuesta como un marco referencial de recomendada lectura y estudio para el ejercicio dinámico y asertivo del liderazgo en situaciones de alta complejidad, reales o inducidas.

Consideración inicial:

Con el fin de lograr la relación bidireccional Líder- grupo se hace necesario tomar en cuenta los siguientes elementos constitutivos del perfil del Instructor o Líder en Supervivencia.

1. Acreditación técnica que valide el conocimiento en habilidades relacionadas con Supervivencia en medios eventualmente hostiles e inhóspitos.

2. Capacidad de dirección de grupos en situaciones de alta complejidad, reales o inducidas.

3. Manejo técnicas de comunicación asertiva y resolución de conflictos.

4. Capacidad para identificar fortalezas, debilidades y expectativas de los miembros del grupo a su cargo.

5. Habilidades físicas y mentales acordes a las actividades a desarrollar.

Conceptos Básicos:

Supervivencia real: ocurrencia inesperada de una eventualidad que pone en riesgo inminente la vida de una o más personas por un período indeterminado de tiempo. Por lo general aísla a las víctimas y supone la necesidad imperiosa del restablecimiento del equilibrio físico y mental.

Supervivencia inducida: ejercicio controlado, que se asume voluntariamente con fines instruccionales o recreativos. Para su cumplimiento efectivo, todos los integrantes asumen la responsabilidad de seguir reglas de funcionamiento y aceptan términos previamente acordados.

Supervivencia en grupo: exposición a una situación real o inducida de tres (03) o más personas a situaciones de alta complejidad o de alto riesgo, que ameritan la resolución colectiva de objetivos comunes. La complejidad de esta forma de supervivencia radica en la necesidad de canalizar la energía grupal a través del liderazgo asertivo, la identificación de expectativas, fortalezas y debilidades individuales y la asunción permanente de roles de actuación.

Supervivencia en solitario: vivencia real o inducida de un individuo que se ve aislado por un período de tiempo en un medio eventualmente hostil. En esta situación de supervivencia la complejidad radica en la necesidad de resolver problemas internos (psicológicos) y externos (ambientales) sin apoyo o compañía, lo que impone la necesidad de tomar decisiones bajo la presión de reducir el margen de error.

Supervivencia en binomio: situación real o inducida que involucran a dos (02) personas en una eventualidad compleja por un período de tiempo en un medio probablemente hostil. Este tipo de supervivencia adoptada por muchas unidades militares reduce enormemente la complejidad de la toma de decisiones y favorece al liderazgo y la asunción de roles en la medida que exista comunicación y disposición mutua al trabajo en equipo.

Instructor en Supervivencia: es una persona con conocimiento y habilidades teórico prácticas en el manejo de técnicas de supervivencia, acreditado para compartir información en la materia bajo condiciones de riesgo controlado.

Líder en Supervivencia: es una persona que por situaciones eventuales se ve en la necesidad de conducir a otros hacia condiciones psicoambientales seguras.

PROTOCOLO BÁSICO EN SITUACIONES DE SUPERVIVENCIA:

SUPERVIVENCIA

Elementos focales de la Supervivencia

SITUACIONES DE SUPERVIVENCIA


OBJETIVO


COMPLEJIDAD


PROTOCOLO DE ACCIÓN

REAL


Salvar la vida


Altos niveles de estrés físico y mental ante el riesgo y la incertidumbre.


Evaluar, decidir y actuar.

INDUCIDA


Cumplir con la meta, alcanzando gradualmente objetivos bajo actividades de riesgo controlado


La NO aceptación disciplinada del liderazgo y de las reglas de participación bajo niveles crecientes de agotamiento, riesgo y estrés.


Condicionar la participación a la aceptación de las reglas y normas de participación bajo la orientación y liderazgo del instructor.

EN GRUPO


Solventar la situación en colectivo, cumpliendo con las metas y objetivos trazados en situaciones reales o inducidas.


Quiebre psicológico debido al ensanchamiento abrupto de las zonas de confort del participante y a la confrontación de miedos y emociones. En situaciones reales el individuo está expuesto a niveles de estrés e incertidumbre.


Presentar los objetivos, medios y alternativas de forma clara y directa, empoderamiento del liderazgo bajo una figura confiable y la evaluación periódica de la situación.

EN SOLITARIO


Solventar la situación con un mínimo de margen de error.


Toma de decisiones acertadas y máximo aprovechamiento de energía y tiempo


Maximizar la obtención de resultados favorables con el menor tiempo y esfuerzo posible

EN BINOMIO


Cumplir la misión haciendo uso efectivo del tiempo y esfuerzo, así como de los recursos ambientales y la alta capacidad de movilidad.


Confrontación de intereses y métodos de acción, agotamiento e incertidumbre.


Alternabilidad de liderazgo y asunción de roles.

Actitudes del Instructor o Líder en Supervivencia.

Si bien cada situación varía en función de la diversidad ambiental y humana, se hace necesario definir algunos aspectos que minimicen la complejidad en el desenvolvimiento individual y grupal en una situación real o inducida de supervivencia. Antes que nada pensemos un poco en el perfil técnico y psicológico que debe poseer un Instructor en supervivencia.

Un Instructor de supervivencia debe poder sobrevivir y hacer sobrevivir a otros en medios eventualmente hostiles o inhóspitos. Para ello, a través de la experiencia directa debe manejar eficientemente conocimientos que permitan actuar en procura de proteger, orientar, alimentar e hidratar a su persona y al grupo a su cargo. Sin embargo, no es suficiente ser un experto en técnicas de supervivencia, un Instructor o Líder debe además ser un conocedor de los principios elementales del comportamiento humano ante situaciones extraordinarias.

¿Qué debemos saber del comportamiento del ser humano ante situaciones de alta complejidad?

En nuestros tiempos, la tecnología y la simplificación de la subsistencia han puesto un abismo entre nosotros y nuestra esencia “animal”, actuamos mecánicamente seleccionando opciones ya establecidas en entornos muchas veces artificiales y altamente amigables, construimos zonas de confort que nos mantienen “libres” para el trabajo y la rutina. Cada vez más, somos propensos a delegar nuestras decisiones a las opciones establecidas por “otros” en función de mantener nuestra comodidad.

Ante la ocurrencia de situaciones de alta complejidad vemos limitada nuestra capacidad de respuesta o simplemente actuamos bajo mecanismos de respuesta preestablecidos y seguros. Es fácil entonces perder el control cuando nos vemos obligados a actuar ante situaciones marcadas por niveles notables de incertidumbre, ante este hecho sólo tenemos dos opciones: enfrentar o evadir.

Enfrentar una situación bajo niveles extremos de incertidumbre, significa ejercer esfuerzo sobre un problema con el fin de encontrar la solución, este esfuerzo se complejiza en el ser humano cuando su capacidad de respuesta es limitado por el desconocimiento y la irracionalidad producida por el estrés, la rabia, el miedo, la euforia o la tristeza. Todas estas emociones pueden estar presentes en una situación de supervivencia real o inducida. “Como instructores nos encontramos compartiendo experiencias altamente estresantes con seres humanos vulnerables y con posibilidades de dejar aflorar comportamientos irracionales”.

No siempre, compartiremos con atletas consumados, con altos niveles de disposición a ser sometidos a cargas emocionales y físicas por un tiempo prolongado, generalmente estaremos con personas comunes, con un alto nivel de necesidad de aprender y mostrar a otros y a sí mismos su capacidad de enfrentar y vencer temores.

Por otro lado, evadir situaciones de incertidumbre supone la negación a la acción, es decir buscar formas alternativas de resolver el problema planteado. Para ello, el ser humano se involucra en conflictos que generalmente agudizan el problema, es fácil entonces encontrar en situaciones de supervivencia a personas en actitud de resistencia y negación tratando de tejer alianzas que lo libren del enfrentamiento directo con la situación.

Uno de los elementos de vital importancia en el manejo de grupo es mantener la cohesión, esto no es más que mantener en constante participación a todos los miembros del grupo un un ambiente de libertad y disciplina

o Cohesión de grupos.

Como Instructores o líderes debemos estar investidos de la autoridad que nos da el conocimiento, debemos evitar en todo momento situaciones que pongan en duda nuestra credibilidad, es necesario tener el control de la situación y del grupo neutralizando los focos de alianzas conflictivas o liderazgos paralelos en el desarrollo de las actividades, recordemos que muy probablemente en situaciones complejas de estrés o agotamiento pueden aflorarse conflictos que pongan en riesgo la seguridad general y el cumplimiento de los objetivos.

Ante un conflicto es necesario aislar a los involucrados y sancionar su comportamiento en colectivo, recordando que es un derecho y deber de todos concluir con éxito la misión planteada. Es recomendable definir y exponer en colectivo los objetivos antes de desarrollar alguna actividad, describir paso a paso las acciones que se tomarán con el fin de reducir la incertidumbre y permitir evaluar al participante los resultados obtenidos y su desempeño al final de cada jornada.

Para el ciudadano común que no pertenece al ámbito militar, no es fácil asumir roles o aceptar disciplinadamente la autoridad, es por ello, que la información debe ser clara y directa, quien no esté de acuerdo puede retirarse en cualquier momento de actividades inducidas y en situaciones reales puede optar por sobrevivir en solitario o en binomio. Permanecer en grupo es una decisión que supone acatar instrucciones y subordinarse a los intereses y necesidades colectivas.

Un grupo con objetivos claros y bajo el liderazgo de un instructor o líder que inspire confianza es un grupo unido y dispuesto a sobrepasar la complejidad de las diferencias e intereses individuales.

¿Qué motiva participar en una actividad de supervivencia inducida?

La curiosidad, el aspecto psicológico de la euforia de obtener una experiencia satisfactoria y/o gratificante, tener el deseo de aprender, el aprovechamiento del tiempo libre o la simple recreación pueden ser algunas razones validas para que una persona deje de lado el confort de su entorno cotidiano y decida exponerse a situaciones incómodas y estresantes. Sin embargo, es hay que resaltar otros elementos previos a la decisión de participar en un curso de supervivencia, por ejemplo, el sentirse acompañado y parte importante de un grupo es un elemento motivacional, el alcanzar con éxito una meta y la importancia de sobreponerse al miedo, la fatiga, la tristeza y otras situaciones adversas es una ganancia para la vida, para muchos, quien Sobrevive retorna fortalecido a su vida cotidiana.

Como instructores debemos hacer notar al participante la importancia de su esfuerzo, el valor demostrado y la disposición al trabajo en equipo, si logramos este nivel de satisfacción habremos logrado el objetivo central “hacer posible el vivir una experiencia memorable” altamente humana y rica en aprendizaje y crecimiento personal.

El grupo de trabajo esta cohesionado y operando sistemáticamente cuando todos sus miembros participan libremente en la resolución de problemas, con una alta disposición a cumplir individualmente con las tareas asignadas y orientadas por un liderazgo motivador.

o Identificación del líder.

Un buen líder nos aquel que hace que todos hagan lo que él quiere, es aquel que logra que todos den lo mejor de sí.

Como ya hemos visto no es suficiente ser un experto en técnicas de supervivencia o tener una hoja de servicio envidiable en cualquier cuerpo de fuerzas especiales o unidades élite de comando. Se hace necesario también, tener cierta habilidad en el manejo de grupos, comunicación asertiva, conocimientos elementales del comportamiento humano y carisma como Instructor o Líder.

La reputación precede al líder, por tanto su formación y trabajo deben estar signadas por el compromiso y la constancia, su hoja de servicio o expediente curricular debe exponer en detalle logros y certificaciones obtenidas, en fin, deber ser pre identificado como experto y autoridad en el área de conocimiento que orientará.

El Líder o Instructor también debe cuidar su estado de salud física, manteniéndose en constante entrenamiento y actividad, debe poder desarrollar las actividades junto a los participantes sin dificultad y con un desempeño acorde a las necesidades planteadas por la situación y el medio.

En el repertorio o caja de herramientas del Líder o Instructor debe haber también carisma, que es la capacidad de involucrar a los participantes en las actividades manteniendo un ambiente de cooperación, voluntariedad, cohesión, solidaridad y armonía.

Presentación del Líder o Instructor en Supervivencia.

1. Antes de comenzar, debe presentar la hoja de servicio o expediente curricular ante los participantes o miembros del grupo, exponiendo brevemente sus fortalezas como Instructor y cuáles son sus expectativas y objetivos.

2. Su postura e imagen deben ser firmes y seguras, dejando claro que será el responsable de la seguridad y bienestar de todos, incluyéndose, por tanto no dudará en hacer cumplir con rigor las medidas disciplinarias necesarias si el caso lo ameritase.

3. Su apariencia y aspecto físico deben dejar en claro su relación permanente con las actividades que desarrollará, es así como, su condición de experto debe ser validada por el uso correcto del medio y los recursos.

4. El tono de voz y su expresión corporal deben ser claros, directos y sin divagaciones o ambigüedades.

5. La seguridad e integridad física y mental del grupo a su cargo puede depender de la toma de decisiones, por tanto siempre debe manejar planes de acción alternativos y disponer de redes de apoyo.

o Disciplina y Asertividad.

En apartados anteriores hemos caracterizado los elementos básicos del comportamiento humano ante situaciones complejas, hemos estudiado también el perfil del Líder e Instructor en Supervivencia con el fin de generar protocolos que regularicen el ejercicio de las técnicas de supervivencia en situaciones reales o inducidas. En este apartado estructuraremos brevemente las formas operativas de conducción grupal con el fin de asegurar la disciplina y el cumplimiento de las normas.

Partiendo de la premisa de que ninguna actividad práctica en materia de Supervivencia logra cumplir su objetivo si no se asegura un ambiente equilibrado y de respeto, presentamos los siguientes lineamientos:

1. Los miembros o integrantes de la actividad o grupo deben aceptar voluntariamente las normativas de trabajo y aceptar incondicionalmente ceñir su comportamiento a los intereses del colectivo.

2. Todo participante puede ser expulsado de la actividad si su comportamiento perturba el cumplimiento de la misión u objetivos.

3. Todo participante puede retirarse voluntariamente de la actividad en cualquier momento si considera que pone en riesgo su integridad física o mental, el instructor debe poseer la capacidad operativa de retirar al participante en cualquier momento.

4. Cualquier seña de motín o insubordinación contra el Líder o Instructor es motivo de suspensión inmediata de la actividad por poner en riesgo la salud física y mental del colectivo.

5. Antes de dar inicio a cada jornada debe asegurarse que todos los participantes conozcan los objetivos a ser alcanzados y manejen a detalle información operativa, movimientos y actividades y tiempos de trabajo y pausas.

6. Al finalizar la jornada debe evaluarse en colectivo los resultados de la misma, respetando el derecho de palabra y las opiniones de cada uno de los participantes.

Teniendo claro el marco disciplinario sólo queda asegurarse de conocer las motivaciones individuales de los integrantes del grupo, el instructor debe darse tiempo para escuchar a cada participante en una rueda o circulo social. Se motivará a los asistentes a expresar libremente sus expectativas, necesidades, limitaciones, inquietudes y opiniones iníciales, esta evaluación permitirá identificar factores de suma importancia para el trato personalizado de asuntos puntuales y para la construcción del plan operacional focalizado en las características particulares del grupo. En este sentido se hace necesario identificar:

1. Edad promedio del grupo.

2. Necesidades especiales (físicas o cognitivas)

3. Confusión o desinformación sobre los objetivos reales de la actividad.

4. Conflictos culturales latentes (discriminación racial, étnica o de género u otro orden que pueda generar situaciones indeseadas).

5. Limitaciones y aptitudes especiales.

6. Entre otros.

Situaciones de supervivencia en áreas confinadas:

Uno de los escenarios de mayor complejidad en materia de Supervivencia es aquel que se da en áreas confinadas, tanto en solitario como en grupos esta situación supone la agregación de dos elementos adicionales a lo anteriormente estudiado, la incapacidad o limitación de movilidad y la posibilidad de exposición a elementos tóxicos y volátiles en el ambiente.

El colapso estructural que generalmente da marco a esta situación, supone la posibilidad de lesiones y exposición prolongada a agentes venenosos e inflamables, es por ello que el dominio de grupo y la asunción de roles de maniobra y auto rescate debe enmarcarse en el siguiente protocolo:

Protocolo de comportamiento en supervivencia en áreas confinadas:

1. Resguardarse de la exposición a materiales tóxicos o inflamables.

2. Intentar visualizar las posibles salidas (sin tocar directamente puertas o materiales que pudiesen estar calientes por exposición directa al calor de un incendio).

3. Si se está en grupo delegar a un líder el rol de decisor.

4. Encontrar la forma de reportar al exterior nuestra ubicación y situación.

5. Trazar rápidamente una ruta de auto rescate y seguirla.

6. Si es imposible escapar sin la ayuda del exterior, seguir el protocolo de inventariado de recursos, distribución de tareas y anillos de seguridad.

7. Aislar a los elementos del grupo que se encuentran en pánico o en situación de insubordinación.

8. Escapar en solitario o binomio si el resto del grupo no acata instrucciones, está en imposibilidad física o mental de continuar o se encuentra en situación de motín o insubordinación.

o Reconocimiento e identificación del medio.

Bien, ya controlado en gran medida el factor humano en el ejercicio de actividades de Supervivencia, se hace necesario caracterizar el ambiente o espacio donde se desarrollará la actividad. Sin duda, conocer el espacio reducirá a un mínimo la incertidumbre y permitirá a los participantes percibir de una manera integral el contenido formativo e información disponible.

Con el fin de Tener una idea clara de las características ambientales que dan marco al ejercicio de las actividades de Supervivencia se presentan una serie de elementos a identificar:

1. Ubicación espacial (puntos de referencia y distancias relativas a lugares seguros o destinos/objetivos).

2. Características elementales de la topografía, debe identificarse si predomina en el ambiente: el bosque, la selva lluviosa, montaña, jungla, manglar, costa, desierto ártico, dunas, ríos, pantanos, océanos entre otros.

3. Fuentes de agua potable.

4. Vegetación predominante (comestible, no comestible y venenosa).

5. Fauna predominante (comestible).

6. Distancias relativas a recorrer según la topografía.

7. Tipo de clima y situación ambiental (para definir el tipo de refugio).

8. Comportamiento y formas de vida de los lugareños de la zona o zonas cercanas (alimentación, vestido, uso de medios provenientes del ambiente entre otros).

Una vez insertados en el ambiente tenemos que garantizar planes alternativos de seguridad, en caso de actividades inducidas se deberá asegurar:

1. Un pre recorrido por parte del instructor u operador logístico a fin de mapear la zona de trabajo e identificar zonas permitidas, seguras y aptas para el desarrollo de las actividades planteadas.

2. Identificación de rutas de escapes o evacuación como alternativas ante eventualidades no planificadas.

3. Identificación y notificación a las autoridades y centros de emergencia la presencia y objetivos de la actividad.

4. Otras.

En conclusión, el medio definirá en gran medida nuestras actuaciones como supervivientes, su adecuada interpretación y manejo de recursos es la gran diferencia entre el éxito o el fracaso, entre la vida y la muerte.

o Protocolos de búsqueda de recursos.

Como Instructores o Líderes en supervivencia hemos podido identificar juntos tres elementos fundamentales para el ejercicio exitoso de nuestra actividad:

1. El grupo: características, formas básicas de comportamiento individual y grupal ante situaciones complejas y técnicas asertivas para el manejo de la energía colectiva.

2. Mantenimiento y fortalecimiento de nuestras actitudes como Líderes o Instructores: perfil, imagen, presentación, comportamiento y necesidades de capacitación o adiestramiento.

3. El Ambiente: caracterización, posibilidades, reconocimiento y utilización de recursos.

A este nivel, ya podemos introducir elementos de aplicación de protocolos para la asignación de roles operacionales, haciendo énfasis en la asignación de búsqueda de recursos, controlado el funcionamiento sistémico del grupo, su comportamiento ante la imagen de autoridad y la caracterización de medio, podemos distribuir con éxito tareas puntuales para la obtención de recursos vitales como lo son:

1. Agua.

2. Refugio.

3. Comida.

4. Fuego

Ante situaciones de Supervivencia en grupo contamos con la ventaja de poder distribuir tareas que permitan optimizar la utilización de tiempo y esfuerzos, sin embargo existen elementos que debemos controlar con el fin de alcanzar con éxito nuestros objetivos, a saber:

1. No se trata de recorrer la zona de manera dispersa en búsqueda de lo primero que encontremos, debemos primero concertar en grupo qué y dónde buscar, en función de las habilidades y fortalezas pre identificadas, las características del entorno y la priorización de necesidades.

2. Debe promoverse un ambiente de cooperativismo y reciprocidad, asegurando que todos participen activamente y con entusiasmo, evitando el aislamiento y la depresión típica en situaciones de supervivencia.

3. La búsqueda debe ser ordenada, disciplinada y segura. El Líder indicará claramente la dirección, distancia y tiempo de recorrida a fin de evitar extravíos o accidentes.

4. Sólo en casos excepcionales se hará búsqueda nocturna, siendo indicada y controlada rigurosamente como veremos más adelante.

5. Los recursos encontrados serán repartidos equitativamente en el grupo, dando prioridad de ser el caso, a heridos, niños ancianos y mujeres en ese orden, por ser los individuos más vulnerables.

6. Existe un nivel de riego en la recolección de leña por ser un lugar de refugio y hábitat de animales ponzoñosos y venenosos.

7. Antes de consumir o ingerir cualquier alimento debe ser evaluado por el Líder o Instructor, quien decidirá sobre las porciones, preparación o tratamiento y racionamiento del mismo.

20 visualizações

Posts recentes

Ver tudo

porque debemos aprender?

Por que ensinamos Survival? Por que aprender Survival? As distâncias que às vezes devemos percorrer, seja para o turismo, para o trabalho ou por qualquer motivo, nos obrigam a usar o transporte, por e